Archivo de la etiqueta: Ceuta

Sinvergüenza, me llaman a mí

«Turbación del ánimo ocasionada por la conciencia de alguna falta cometida». ¿Saben de lo que les hablo? Problablemente sí: de la vergüenza. La vergüenza entendida como ese ardor que te sube desde los pies hasta la frente y te hace enrojecer. Esos momentos en los que quieres ser otra persona porque tú has hecho algo mal, porque mientes y te han pillado. Porque generalmente la vergüenza surge cuando alguien es consciente de nuestras malas acciones. Aunque claro, siempre hay excepciones, y estoy convencida de que el día que se repartió la vergüenza, los había que no estaban a la cola. Repasemos algunos casos.

Dice Granados que deja la primera línea de la política porque está cansado darle a un botón en el Senado, y de que le esperen en la puerta de su casa periodistas como si fuera la Pantoja. Que él no tiene por qué aguantarlo, que sus decisiones son personales y no están en absoluto vinculadas a supuestos fondos suizos. Que una ya se pregunta, inocente, si no sería más fácil decir que este señor se marcha de la política porque han descubierto una cuenta en Suiza a su nombre, antes que quedar como un macarra en distintos medios de televisión, asegurando algo así como «quién me busque en el PP me va a encontrar». Debe ser que no.

Luego aparece el ministro del Interior, Fernández-Díaz, alzando la sobadísima bandera de la transparencia. ¿Cuál ha sido la gesta? Publicar un vídeo sobre la tragedia que en Ceuta se llevó la vida de 15 personas que intentaban entrar a España el pasado 6 de febrero. Después de mentiras, de contradicciones, y, sobretodo, de 14 días, el ministerio se ha dignado a ofrecer a los medios unas imágenes que ya han sido reclamadas incluso por la justicia. Quizá habría sido más trasparente haber llevado las imágenes al Congreso, en su comparecencia. O, ya puestos, reconocer que no se puede disparar con pelotas de goma a personas a nado, asustadas, en mitad de la noche. Quién sabe.

Y ya por último, tenemos al portavoz del Partido Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, al que no se le ocurre otra cosa que asegurar, con total normalidad que si la justicia universal va a desaparecer de nuestro ordenamiento es, precisamente, para evitar «conflictos diplomáticos». Sin sonrojo alguno.

Desde luego, los hay que no tienen vergüenza. En la política y fuera de ella. Y si bien es cierto que los papeles de algunos sinvergüenzas están justificados en el guión, no termina de ser el caso de estos tres, y otros muchos, ejemplos. Así que, señores, no vayan por ahí. Para evitar riesgos, dejémoslo en que la política no es un espacio para demostrar altanería, o no debería serlo. En la política, como en la vida, la vergüenza y el arrepentamiento son grandes aliados cuando se ha actuado mal. Con lo fácil que es entonar un «lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir». Pero en fin, qué les voy a contar.

Isabel Villar Hernández

Anuncios
Etiquetado , , , ,